lunes, 27 de septiembre de 2010

La escuela de la vida

Hoy en la presentación del seminario de dinamización de asociaciones quedé maravillada al escuchar las historias de algunas de mis compañeras.Historias que la vida se había encargado de dejarles "cicatrices "pero no de apagar el espíritu de luchadoras, valientes, mujeres con  coraje , dispuestas a echar un pulso con la propia vida y con el paso del tiempo comprobar que ellas habían salido ganando además de convertirse en mujeres con una sabiduría especial, llenas de encanto y de magia, alegres y queriendo seguir disfrutando en cada momento de la vida.
Yo aproveché para sentirme muy agradecida por todo lo que tengo que es mucho más de lo que pienso que no tengo , y que en muchas ocasiones lo mantengo en el olvido.
Gracias a todas ellas por  ofrecerme esta gran lección.
Mariló

1 comentario:

  1. ¡Cómo te explicas! Deberías considerar dedicarte a la literatura.

    ResponderEliminar